Las Hurdes, Paraíso micológico extremeño

Turismo micológico

Sin duda, Las Hurdes es una de esas comarcas extremeñas donde los aficionados a la micología y a la recogida de setas encuentran entre sus serranías y valles un auténtico paraíso micológico , con especímenes de una calidad gastronómica notable y que se pueden recoger en parajes que suman a su riqueza micológica paisajística , con bellos rincones donde la flora y las enormes masas forestales de castaños y pinares ofrecen un policromado escenario tan propio para esta afición.

La naturaleza brinda en Las Hurdes los ingredientes perfectos para pasar una jornada plena de expectación entre sus bellos bosques, con la seguridad de que la recolección siempre es gratificante y sorprendente donde no faltarán setas como los deliciosos boletus, los níscalos o los parasoles .

Exquisitos platos de setas variadas
La gastronomía hurdana y sobre todos los restaurantes y mesones de la zona conocedores de estas exquisiteces, han incorporado en sus cartas en época otoñal en inviernos ricos platos de setas con variantes culinarias locales realmente extraordinarias, e incluso desde hace unos años se ha hecho norma, por todos aplaudida, la celebración de jornadas gastronómicas dedicadas a las setas, que atraen a los buenos aficionados a su búsqueda y degustación.

Entre las especies más comunes en la zona encontraremos
- Capuchina (Tricholoma portentosum)
- Níscalos (Lactarius deliciosus)
- Parasol (Macrolepiota procera)
- Boletos (Boletus edulis)
- Amanita de los césares (A. Cesárea)
- Seta de monte (Clavaria Botrytis)
- Seta de madroñera (Ranaria Aurea)