Fue el primer espacio protegido de Las Hurdes

Los tejos del Cerezal

La agrupación de Los Tejos de El Cerezal, especie muy escasa, es la mejor conservada de Extremadura. Se encuentra localizada en la alquería de El Cerezal perteneciente al municipio de Nuñomoral. Esta reliquia botánica fue el primer espacio protegido de Las Hurdes desde el año 1999, fecha en la que el paraje fue dotado de una Área Periférica de Protección que ocupa una superficie de 13 hectáreas.

Tamaño de entre 6 y 12 metros
Árbol pequeño, de entre 6 a 12 metros de alto, el tejo crece generalmente de manera aislada o dispersa, buscando el amparo de otros bosques.Como curiosidad, el tejo se considera una especie venenosa para el hombre, condición que ya fue aprovechada por los prerromanos. Según recogen algunas fuentes, algunos de estos pueblos utilizaban las semillas del tejo para ser ingeridas en caso de que sus soldados fueran capturados por las tropas romanas.