cabecera-alargada

Alquerías mejor conservadas

El terreno abrupto y la orografía ha marcando siempre y de una manera decisiva las construcciones en los núcleos hurdanos, lo que ha supuesto con el tiempo un modelo de casa hurdana cuyas características principales son las limitaciones de sus tamaños y, sobre todo, la increíble y a la vez admirables formas y austeridad de sus materiales, donde la piedra y la pizarra juegan un papel principal logrando una belleza final estética admirable.

La vivienda tradicional que te encontrarás en las Alquerías
Estas viviendas son de planta redonda o cuadrada y de una sola planta, que se cubre con tejados de pizarra donde las paredes están realizadas sin argamasa, tan soto con piedras encajándose éstas entre ellas formando un bloque compacto lográndose así una auténtica vivienda bioclimática magníficamente adaptada al medio natural que las rodea, creando una curiosa confusión con el paisaje.

Recomendamos un interesante itinerario que nos llevará desde el Centro de Interpretación de la Casa Hurdana situado en la alquería de El Gasco.

Alquerías destacadas
La comarca de Las Hurdes consta de 37 alquerías, que dependen administrativamente de siete municipios matriz. Entre las alquerías que mejor conservan las típicas construcciones hurdanas encontraremos las situadas en El Gasco, Cerezal, Aceitunilla, Asegur, Riomalo de Arriba, Avellanar, Ovejuela, Fragosa y Martilandrán.