Meandros

La comarca de Las Hurdes presenta una particular fisonomía condicionada por los materiales geológicos que componen el sustrato por el que discurren los principales río de la zona: Ladrillar, Malvellido, Hurdano y de los Ángeles .

Estos cauces, a su paso por Las Hurdes, dan como resultado un intrincado paisaje definido por estrechos, profundos y sinuosos valles, dándose como fenómeno más atractivo el desarrollo de meandros.

Meandro del Melero
El Meandro del Melero es uno de los más atractivos y singulares de la comarca que cuenta con un hermoso mirador (la panorámica desde aquí es una de las más bellas de Extremadura) es el que se sitúa a unos tres kilómetros de Riomalo de Abajo, casi formando limite con Salamanca, siendo esta vez las agua del río Alagón las que nos brinda esta formación tan bella como original.

Un paseo por Vegas de Coria
Probablemente, si iniciamos un paseo desde Vegas de Coria, el visitante puede gozar de un paisaje inolvidable observando algunos de los meandros más sorprendentes que se forman en estos cauces fluviales. Así, a la altura de Riomalo de Abajo se encuentran los primeros y en la carretera que une Nuñomoral hacia Cerezo y El Gasco, se halla el espectacular meandro encajado a unos 200 metros del altura del río Hurdano.

Meandros del río Malvellido
Un poco más adelante y hacia El Gasco, esta vez hacia el río Malvellido, podemos observar desde algunos miradores los bellos meandros que se encuentran a la altura de Cottolengo entre Cerezal y Martilandrón. Antes de llegar a El Gasco aún podemos disfrutar desde otro mirado tres atractivas curvas del río Malvellido, también a una considerable altura.

El río Ladrillar
Desde Casares de Hurdes hasta Riomalo de Arriba y Las Mestas, el río Ladrillar nos obsequia con un buen número de meandros observables desde varios puntos.