Saltos de agua

Se trata de caídas de agua que se producen de forma natural en el curso de los ríos y arroyos. Todos ellos son parajes de gran belleza. Es recomendable visitarlos en primavera y verano, cuando encontramos un gran afluente de agua que le otorga más belleza, si cabe, a toda la zona y hace que a su alrededor podamos observar una vegetación en todo su esplendor.