Productos de calidad

La economía, muchas veces de subsistencia de estas tierras, obligó históricamente a los habitantes de esta Mancomunidad al cuidado familiar de rebaños de caprino y a la explotación casera de algunos cerdos destinados a la matanza.
De esta tradición histórica fue naciendo con el tiempo una forma de elaboración de embutidos muy especial, en la que la calidad de las carnes y la elaboración de los guisos se sumaba algo vital para el buen resultado final: el magnífico microclima de Las Hurdes que favorece tanto la alimentación de cabras y cerdos como la posterior curación de los productos obtenidos de estos animales..

Exquisito sabor 
Tanto las razas ovina como caprina son explotadas en régimen de pastoreo, especialmente la caprina muy bien adaptada a la orografía hurdana. Esto ha favorecido históricamente una mayor producción de cárnicos caprinos, la más solicitada a nivel gastronómico por su exquisito sabor tan característico en las razas de estas tierras.

El porcino 
El porcino en Las Hurdes, al igual que en muchas otras comarcas extremeñas, se reparte entre la raza blanca o del país y el ibérico.
La orografía del terreno hurdano y la gran cantidad de hectáreas de monte, ha supuesto historicamente para esta comarca una reserva cinegética de indudable valor. La afición a los deportes cinegéticos trae consigo la posibilidad de elaborar exquisitos platos de caza muy demandados en restaurantes y mesones de la zona.