La Carvochá
El día de Todos los Santos Las Hurdes celebra en muchas de sus poblaciones una costumbre muy arraigada entre sus pobladores, el conocido como “mangosto” consistente en asar las castañas al aire libre y entorno a una buen lumbre.

De este tradicional “mangosto” nace otra costumbre denominada “chiquitía” que desde antaño consiste en que los mozos y mozas de las alquerías van al campo juntos a buscar las castañas o las piden casa por casa para, con posterioridad y entorno a una hoguera, celebrar este día.

El fuego cobra así una especial importancia, entorno al cual se celebra esta costumbre, siendo habitual que se amenice con coplas y romances populares, así como música y baile.

Detrás de esta costumbre se guarda la creencia popular que el fuego de Todos los Santos es bueno para calentar a las ánimas benditas.