Carnaval hurdano
Perdido en los tiempos su origen y rodeado de costumbres y mitos ancestrales, probablemente el Carnaval Hurdano nació, según algunas fuentes, en la alquería de El Cerezal , es sin duda una de las festividades rurales más entrañable de la Mancomunidad de Las Hurdes.

Folklore, música, color...
Al colorido propio de este festejo y a la masiva participación de mayores y jóvenes, se unen personajes caracterizados, en los que se observan tradiciones históricas e incluso algunas que se remontan a épocas prerromanas.

Personajes
Entre estos personajes nos llama la atención los conocidos con el nombre del “Burru Antrueju”, el “Machu Lanú”, “LaMona”, de peleles como“La Tarara”, “El Cenizu”, el “Obispu Jurdanu”, los “Diabrilluh” y los “Mozos del Guinaldu”, observándose una curiosa y llamativa persistencia de dualidad hombre animal, tan propia de culturas agrícolas ganaderas.

Como no podía ser menos, el folklore y la música no faltan durante los días de celebración, con gran protagonismo de tamborileros que acompañan a bailes y danzas de antaño y coplas y romances de siempre, donde el plato típico para estas fechas es el potaje de alubias con berza y patas de cerdo, que nos habla nuevamente de la relación gastronómica con la festiva de estas tierras.