Tradiciones vivas
Autodidacta y creativo, el tamborilero hurdano se ha convertido en un personaje festivo omnipresente en toda la comarca, aportando con su música la nota alegre y musical tanto en celebración familiares como populares e incluso, antaño era personaje principal en la despedida de los quintos.

El tamborilero de Las Hurdes toca tanto el tamboril como la gaita, original flauta de tres agujeros, creando con el tiempo una bella leyenda de algunos de estos grandes artistas que marcaron una época como maestros musicales inolvidables y que por fortuna, tienen en la actualidad magníficos discípulos virtuosos de este arte tan propio de estas tierras.